Si quieres resolver eficientemente las necesidades logísticas de tu almacén o manejar del mejor modo posible el inventario de tu comercio, es bueno que conozcas los distintos tipos de racks metálicos, así como sus usos.

Los principales tipos de racks metálicos son:

Racks selectivos: Estos sistemas de almacenamiento permiten almacenar productos de distintos pesos y volúmenes. Cubren cualquier necesidad de espacio, pues pueden montarse en una gran variedad de tamaños a través de diferentes marcos y vigas los dos principales componentes del sistema.

Drive in: Se trata de la mejor solución del mercado para el almacenamiento de productos homogéneos con una elevada cantidad de unidades de carga por referencia. Estas estanterías de alta densidad de almacenaje están diseñadas para aprovechar al máximo el espacio y la altura disponibles, reduciendo al máximo los pasillos de trabajo para las carretillas.

Rack picking: Se trata del sistema más adecuado para la perfecta organización de los productos a granel de grandes volúmenes que puedan ser cargados manualmente.

El Rack picking pasillos elevados es una variación en altura del anterior: consigue un excelente aprovechamiento por la creación de distintos niveles de pasillos de carga en altura a los que se accede a través de escaleras.

Rack dinámico: Permiten una perfecta rotación de las tarimas, por lo que consiguen un ahorro máximo de espacio y tiempo en su manipulación. Los racks cuentan con caminos de rodillos con ligera pendiente para lograr un fácil deslizamiento de éstas. Son perfectos para almacenes de productos perecederos de gran rotación o aquellos de elevado consumo y flujo continuo.

Racks sobre bases móviles: En este sistema los racks se apoyan en unas bases móviles guiadas a través de carriles en el suelo. Por este motivo es posible operar con un único pasillo.

Racks y estanterías metálicas autoportantes: El sistema forma parte de la estructura del edificio, por lo que no es necesaria la obra civil tradicional. Para la manipulación del almacén se emplean sistemas automáticos y equipos robotizados.
Conclusión

Estos son los principales tipos de racks metálicos y sus usos, que además pueden combinarse de múltiples maneras para solucionar tus problemas de almacenamiento y gestión de stocks. Lo ideal en estos casos es ponerte en manos de profesionales que puedan asesorarte a la hora de configurar tu almacén con las soluciones más avanzadas del mercado.

About the author

Leave a Reply