Tendencias Divididas en la Decoración de Oficinas

Seguramente, una de las características más interesantes de la humanidad es la diversidad de gustos y criterios. “En gustos se rompen géneros,” reza un dicho popular. El mundo de la decoración de oficinas no es la excepción.

Actualmente, tanto en Europa como en los Estados Unidos, parece haber, al menos, dos fuertes corrientes de pensamiento: una a la que podríamos llamar tradicional y otra que está lejos de serlo.

La corriente tradicional busca espacios muy amplios, con muebles grandes y lujosos de corte “vintage”, generalmente trabajados en maderas finas con barnices oscuros, mientras la corriente vanguardista, la de una nueva generación que dice propugnar la conservación del ambiente, prefiere espacios mínimos, con muebles de corte sencillo y colores claros.

No hay buenos y malos en esto. De hecho, la finalidad de este artículo no es abogar por unos o por otros, sino hablar de los retos que los diseñadores de muebles de oficina enfrentan hoy en día. Después de todo, no es lo mismo fabricar un escritorio de cedro o caoba al natural, con abundancia de curvas y adornos labrados, que fabricar muebles en materiales sintéticos o reciclados con líneas angulosas y acabados lisos. Los encargados de las líneas de producción tendrían serios problemas si tuvieran que cambiar constantemente sus patrones de trabajo.

Entonces, a menos que se trate de muebles hechos a la medida, sobre diseño, los fabricantes enfrentan una disyuntiva: dedicarse a fabricar un solo tipo de mueble o hacer crecer su negocio y agregar diversas líneas de producción. También tendrían que contratar diseñadores y obreros especializados para cada estilo. Todo esto implica, desde luego, inversión.

¿Qué se está haciendo en el extranjero? En la mayoría de los casos, el fabricante se especializa en un solo estilo de mueble. Eso facilita la producción y reduce la necesidad de mayor inversión. Algunos fabricantes que han tenido presencia en el mercado desde hace ya mucho tiempo han optado por hacer crecer sus negocios, aunque lo han hecho buscando para la maquila países donde el costo de producción sea menor.

Pero lo más importante de todo es que, tradicionales o vanguardistas, mantienen una estrecha comunicación con su mercado, lo que les ha permitido seguir en él exitosamente.

About the author

Leave a Reply