Estar todo el día sentado, muchas veces escribiendo frente a la computadora, puede causar severos problemas de columna, síndrome de túnel carpiano, dolor de cuello y espalda, jaquecas constantes y otros problemas relacionados con la salud.

 

  • Las sillas ergonómicas para oficina están encargadas de cuidar las condiciones físicas de una persona que por un largo tiempo se mantiene sentada, y ayudar a que su productividad no disminuya o se vea afectada por esto.
  • En este artículo trata a fondo sobre este tema, así como los beneficios como la reducción de estrés, fatiga y comodidad como características de la ergonomía en sillas de oficina.
  • Mucha gente pasa años trabajando horas sentada en la silla incorrecta por falta de información concreta sobre qué características determinan que una silla sea verdaderamente ergonómica.

 

LOS BENEFICIOS DE LAS SILLAS ERGONÓMICAS

  • Un gran beneficio de invertir en una silla ergonómica para oficina es la protección de lesiones de espalda, por las largas horas que puede durar una persona sentada por el oficio que tiene.
  • Mejora la productividad de una persona y se encuentra en un ambiente sano.
  • Están diseñadas para proveer la mejor comodidad posible.
  • Reduce la presión sobre la médula espinal.

 

Por cierto. ¿Estas en búsqueda de sillas ergonómicas para tu oficina? Deberías echarle un vistazo a estos modelos.

 Sillas ergonómicas

 

 

CARACTERÍSTICAS DE UNA SILLA ERGONÓMICA

  • Soporte lumbar: La sillas verdaderamente ergonómicas tienen un acolchonamiento en la parte lumbar con un diseño que se moldea con la curvatura de tu espalda, esto ayuda a aliviar la presión de los vasos sanguíneos y rigidez de los músculos.
  • Almohadillado: Es importante tener en cuenta que las sillas muy acolchonadas no son las mejores, ya que estas generan al moldearse malas posturas que nosotros tengamos.
  • Movimiento: La silla tiene que aportar movilidad y que la persona se pueda mover cómodamente sin tener ninguna incomodidad.
  • Respaldo en los brazos: Sus brazos tienen en una forma cómoda, en donde la espalda no sea la que soporte todo el peso del cuerpo.
  • Tamaño: Su silla debe tener la altura correcta para que sus pies puedan apoyarse correctamente en el suelo, además debe tener una curva natural al recargarse en ella.

 

 

About the author