Cómo organizar la cajonera en el puesto de trabajo

Cuando adquirimos mobiliario específico en la oficina podemos llegar a mejorar su entorno de una forma significativa y a obtener grandes resultado en nuestro desempeño.

Los muebles son muy importantes pues ayudan a mantener el orden y la limpieza de nuestro puesto de trabajo. Los hay de muchos tipos y unos de los más recurrentes son las cajoneras, muebles pequeños e individuales en los que guardamos archivos y demás materiales. Mantenerlos organizados siempre es buena idea, esto nos evita perder tiempo buscando entre varios documentos, por ejemplo. Basta con que uses etiquetas y carpetas de colores para identificar mejor los materiales, que te deshagas definitivamente de lo que ya no ocuparás y que les des categorías a los cajones. Sólo así podrás realizar tus tareas de forma más cómoda y mejorar tu desempeño.

Usualmente contamos con un espacio limitado en nuestro puesto de trabajo, por lo que las cajoneras siempre resultan muy útiles. Normalmente se colocan al ras del suelo y cuentan con divisiones, por lo general, de varios cajones aunque también pueden tener más espacio para almacenar otros objetos. Algunas son fijas y se anclan al suelo, mientras que otras cuentan con llantas para facilitar su transportación incluso, de una esquina a otra del cubículo y de regreso.

División interna

En lo que se refiere a su división interna, la misma dependerá de la longitud, pues existen cajoneras desde medio metro hasta muchos más centímetros. Así, este mueble de oficina puede dividirse en cajones homogéneos con la misma capacidad o bien, combinarse incorporando clasificadores de documentos o bandejas con divisiones que separen, por ejemplo, las plumas de los lápices, los clips y demás materiales.

Otra recomendación es que jerarquices los cajones, colocando hasta arriba lo que ocupes con más frecuencia y así continuar hacia abajo. Tampoco olvides de deshacerte de las cosas que ya no te sirvan, estas solo roban espacio y complican la organización.

Debes tener claro cuál es la función que le vas a asignar a tu mueble, pues el mismo te puede servir para almacenar materiales como para organizar documentos. De hecho, las funciones y utilidades que se le puede encontrar a este componente del mobiliario de oficina son diversas, por lo que antes de seleccionar aquellas que necesites tienes que tener presentes las funciones que van a cumplir.


Conclusión

De la misma manera, es recomendable, si puedes, que optes por comprar cajoneras con ruedas, pues su manejo y limpieza (tanto del mueble en sí como del espacio en el que se ubica) es mucho más sencilla que aquellas que son fijas. Con todos estos consejos te será mucho más fácil ganar organización y eficiencia en tu puesto de trabajo gracias al uso de cajoneras; seguro que en breve lo comprobarás.

About the author

Leave a Reply