Uno de los principales focos de iluminación indirecta a la que estamos expuestos en el día a día de nuestra actividad laboral es, precisamente, la que emana de nuestra computadora. Según un estudio llevado a cabo por la American Society of Interior Designers, el 68% de las personas que trabajan en un entorno de oficina han tenido inquietudes acerca de la iluminación en su área de oficina. El acondicionamiento del lugar y del área de trabajo, así como la situación y las características técnicas de las fuentes de luz artificial deben coordinarse de tal manera que eviten deslumbramientos y reflejos molestos en la pantalla. Es vital tener en cuenta la importancia de la iluminación en la oficina para prevenir actitudes irritables, fatiga visual, dolores de cabeza, e incluso, la desmotivación de nuestros trabajadores.

Iluminación en la oficina

Una estación de trabajo perfecta debe poder ajustarse a los focos de luz, la complexión del usuario y la ergonomía del mismo. Cualquier lámpara expuesta en el lugar de trabajo deberá ser de vidrio opaco para difundir la luz. Te presentamos algunos tips para que tengas en cuenta la importancia de la iluminación en la oficina.

Resulta fundamental contar con una silla ajustable para que la visualización del PC sea posible sin encorvarse, agacharse o girar el cuello. Las sillas ergonómicas PM STEELE no solo ofrecen mecanismos de ajuste de altura sino que también incorporan la más moderna tecnología de control de ajuste accesible, respaldo regulable o base de asiento flexible con los que prevenir dolores de espalda, cuello u hombros.

Una iluminación inadecuada puede causar cansancio, estrés físico y jaquecas. Evítalo sentándote siempre en una posición recta y erguida en paralelo a los principales focos de luz, y recuerda que las ventanas de tu oficina deben ir siempre equipadas con un dispositivo de cobertura regulable para atenuar la luz.


Conclusión

Nunca olvides la importancia de la iluminación en la oficina para la salud física y para la seguridad de todos tus trabajadores. Recuerda que un espacio bien iluminado, favorece la concentración, evita problemas visuales y, además, crea un entorno de trabajo mucho más seguro y amable.

About the author