Los escritorios son parte esencial del mobiliario de oficina, pues representan un área dispuesta para que el empleado realice la mayoría de sus actividades. Los hay de muchos tipos y estilos para que puedas elegir el que más te guste, sin embargo, debes conocer un poco más sobre ellos para hacer la mejor inversión a la hora de adquirir uno.

A continuación te platicaremos sobre dos tipos principales:

  • Los operativos y los ejecutivos.
  • Ambos tienen muchas ventajas y características particulares.
  • Debes pensar en tus prioridades para saber así cuál implementar, pues mientras los primeros son más sencillos y prácticos, los segundos reflejan cierto rango y elegancia.

Si la oficina la ocupará un jefe de departamento, director o alguien que espera tener reuniones y recibir clientes constantemente, debe contar con espacio suficiente y su estación de trabajo debe tener algo más que una mesa y un mueble de guarda. En este caso, los escritorios ejecutivos son ideales para ellos. Aportan mucha elegancia y al mismo tiempo resultan altamente funcionales. Pueden tener libreros, credenzas y cajoneras que ayuden a mantener la organización. Sus acabados suelen ser de madera, o chapa de madera, lo cual les garantiza mucho estilo y asegura su máxima resistencia. También se debe tomar en cuenta la silla que se va a integrar, pues se recomienda que vaya de acuerdo al resto del ambiente.

Por otro lado, las estaciones de trabajo operativas deben responder a necesidades más cotidianas. Las personas que en ellas laboran se centran en tareas más comunes y fijas, por lo que requieren más unidad y no necesariamente más espacio. No debemos malinterpretar estas características y sacrificar la comodidad, pues la ergonomía también puede convivir con la funcionalidad y resultar ser un gran aliado para aumentar la productividad de las personas.

Este tipo de mesas de trabajo son de menor tamaño, suficiente para colocar la computadora, el teléfono y una cajonera. También cuentan normalmente con mamparas que aportan privacidad pero que también se interconectan creando espacios conjuntos que motivan la comunicación y el trabajo en equipo. Resultan económicos y ahorran mucho espacio, además, sus materiales y acabados plásticos y de metal los hacen fáciles de limpiar y muy durables.


Conclusión

Así que, en resumen, podemos decir que los escritorios ejecutivos y operativos pueden tener muchas ventajas, o no, todo depende de la utilidad que les darás. Debes conocer las necesidades de tus empleados para así implementar los muebles que mejor los ayuden a realizar sus tareas, mientras dotas a tu empresa de una buena imagen en cada uno de sus rincones y espacios.

About the author

Leave a Reply