Diferencias entre los tipos de sillas de oficina

La silla de oficina es uno de los elementos primordiales de todo el mobiliario de trabajo. Para obtener lo mejor de la silla de oficina, primero debes decidir qué tipo es el que necesitas. Hay cuatro categorías principales, cada una adaptada a su uso particular. Con este artículo aprenderás las ventajas de cada uno, explorando sus características definitorias para garantizar que selecciones el diseño ideal para ti y tu espacio de trabajo.

Sillas de cajero

También conocidas como sillas de trabajo, se encuentran en la mayoría de las oficinas. Aunque son más baratas que otros modelos más premium, poseen muchas características ergonómicas. De hecho, su funcionalidad está en su nombre. Este estilo de sillas fue diseñado para ayudar en la tarea de profesiones de tipo operador, por ejemplo, mecanógrafos o cajeros. Gracias a su forma vertical admite una posición de asiento ergonómica para quienes trabajan en una computadora todo el día. Con la forma natural en forma de S de la columna vertebral, fomentan una buena postura y brindan soporte lumbar de calidad, con un respaldo inclinable ajustable para que cada usuario pueda variar la posición de la espalda para su comodidad.

Un mecanismo de elevación en el marco proporciona una altura variable, una gran característica si varias personas deben usar la silla, ya que cada usuario puede ajustarla a sus necesidades individuales. Colocado en una base de bastidor de plástico de cinco rayos para una movilidad óptima, permite a los trabajadores deslizarse alrededor de la oficina con facilidad. Además, el eslabón giratorio mejora su fácil maniobrabilidad. Los diseños son prácticos con una apariencia simple y sin complicaciones, lo que resulta en asientos ideales para oficinas ocupadas donde el espacio es reducido.

Sillas operativas

Diseñadas para crear un ambiente de trabajo relajante y confortable, las sillas de oficina operativas fomentan una concentración y productividad óptimas. Un medio feliz entre el operador y el ejecutivo, a menudo son favorecidos por aquellos en posiciones gerenciales y son brillantes y geniales, ideales para reuniones y entrevistas, así como para el trabajo de escritorio.

A un precio asequible, ofrecen todas las características de los modelos de cajero, además de algunos extras adicionales. Con un relleno más denso y respaldos más altos, puede sentarse cómodamente durante largos períodos de tiempo. Además, cuentan apoyabrazos para un mayor soporte, así como un mecanismo de inclinación en el asiento que se puede bloquear para una posición de trabajo reclinada o vertical. Mientras que algunos modelos están tapizados en tela, la imitación de cuero está demostrando ser cada vez más popular debido a la riqueza de colores que facilita.

Modelos Ejecutivos

Con un toque de lujo exclusivo, las sillas de oficina ejecutivas mejorarán la apariencia de cualquier espacio de trabajo. Exudando importancia y prestigio cuando se encuentran al lado de los modelos de operador promedio, generalmente son favorecidos por aquellos en puestos ejecutivos superiores.

Si bien es el tipo de silla de oficina más cara, sin dudas obtienes lo que pagas. Además de todas las funciones estándar, desde la inclinación ajustable hasta la altura variable, también incluyen una gama de características de lujo para facilitar una experiencia de trabajo verdaderamente ergonómica. Con asientos generosamente acolchados, capas más gruesas de espuma de alta densidad y reposabrazos cómodamente acolchados, promueven un espacio de oficina magníficamente suntuoso.

Muchos están tapizados en cuero sintético, bien conocidos por su superficie limpia y duradera, mientras que un número cada vez mayor están cubiertos en lujoso cuero real para esa estética premium.

Entonces, ya sea que estés buscando un modelo de operador ergonómico, un diseño ejecutivo indulgente o algo intermedio, te invitamos a explorar nuestra gama completa de sillas de oficina para encontrar el complemento ideal para tu espacio de trabajo.

 

 

About the author