Cuando llega el momento de elegir el mobiliario para la oficina, las opciones son variadas. Se deben tomar muchas decisiones para conseguir el mobiliario perfecto, desde el estilo que tendrá hasta su acabado. En el caso de las sillas y los sillones, el tapizado es una opción muy frecuente y recomendable. Los textiles son muy estéticos, duraderos, cómodos y fáciles de conservar, así que hoy te contaremos un poco más sobre esta opción de recubrimiento para que puedas implementarla en tu oficina de la mejor manera.

En general, su principal ventaja es la comodidad que le brindan al asiento y al respaldo mientras ayudan a que los lugares de trabajo luzcan más estéticos. Debes saber distinguir entre las telas sintéticas, como la microfibra, y las naturales; las primeras suelen ser más económicas, muy resistentes y con colores más brillantes, mientras que las segundas son más amigables con el planeta, frescas, agradables al tacto y se pueden encontrar en una enorme gama de texturas y acabados.

Por otro lado, la piel natural es un producto transpirable, cálido, flexible y fácil de limpiar. Además, su elegancia es innegable, por lo que resulta ser un acabado ideal para un despacho ejecutivo que quiera transmitir distinción, seriedad y lujo.


Los muebles tapizados requieren cuidados de limpieza específicos, el aspirado es muy útil y también se recomienda emplear jabones especiales y agua. En el caso de la piel, muchas veces basta con usar un trapo limpio.


Recubrimiento adecuado

 

texturas-blogA diferencia de los plásticos, metales y maderas, los muebles tapizados absorben fácilmente la humedad y la suciedad, por lo que requieren más atención en su mantenimiento; de lo contrario, podrán lucir descuidados incluso con manchas de agua. Es por esto que debes saber en qué áreas sí conviene este tipo de recubrimiento y en cuáles no. En los comedores, por ejemplo, se deben usar sillas que sean totalmente de plástico. Las salas de espera y otros sitios donde la gente no permanecerá mucho tiempo sentada tampoco requieren de una máxima comodidad en sus asientos, por lo que los acabados acolchonados son prescindibles también aquí. En cambio, para las personas que pasan gran parte de su tiempo en sus asientos o para los ejecutivos que reciben altos cargos en sus despachos, los detalles son importantes y, definitivamente, integrar muebles tapizados es un gran acierto.

La funcionalidad y comodidad son elementos muy importantes a la hora de elegir los asientos de un lugar de trabajo, pero no debemos olvidar el aspecto visual. Siempre que integremos elementos nuevos, estos deben mantener una armonía con todo el espacio y reflejar los valores de nuestra empresa.

About the author

Leave a Reply