Ventajas y usos de los racks selectivos

Sea cual sea el objeto de tu negocio, industria o comercio, puedes aprovechar mucho mejor tu espacio de almacén si conoces a fondo las ventajas y usos de los racks selectivos, productos integrados que dan solución a necesidades de grandes cargas en stock. Así, prácticamente todos los productos que se fabrican en todas las industrias mexicanas, sea cual sea su ámbito, pueden llegar a almacenarse optimizando el espacio, minimizando costes e integrándose totalmente en el proceso productivo.

Ahora bien, ¿cuáles son exactamente las ventajas y los usos de los racks selectivos? ¿Merece la pena invertir en estos elementos que nos ayudan a colocar ordenadamente en nuestro almacén los productos fabricados o las materias primas?

Veamos por qué sí:

Primera ventaja de los racks selectivos: maximizan el espacio del almacén, sea cual sea el producto. Por ejemplo, gracias a los drive in (un tipo de sistema de rack selectivo) se consigue almacenar fácilmente productos homogéneos con gran cantidad de unidades de carga por referencia. Pero también los racks selectivos son extremadamente útiles cuando ocurre lo contrario: gracias a los racks dinámicos, puede llevarse un exhaustivo control de la rotación de stock cuando el almacén es muy dinámico y heterogéneo.

Otra ventaja de los racks selectivos estriba en que son los sistemas más seguros para manejar cargas largas y voluminosas a granel. Así ocurre con los sistemas denominados Cantilever, de gran resistencia, versatilidad y adaptabilidad, que permiten adaptarse a cualquier necesidad. Se componen de base, columna y brazos voladizos, y permiten situar niveles a un único lado o ambos lados de su pilar.

Más ventajas de los racks selectivos: pueden llegar a ahorrar costes de edificación en las instalaciones de una industria. Este es el caso de los racks y estanterías metálicas industriales autoportantes, que forman parte de la estructura del edificio. Es decir, la estantería de este tipo de almacenes no sólo soporta el peso de la mercancía en ella depositada, sino que sostiene la carga de los cerramientos exteriores, así como elementos como el viento, la lluvia o la nieve. Los racks autoportantes suelen incorporar sistemas automáticos con equipos robotizados para poder manipular fácilmente las cargas.

Una ventaja definitiva de los racks selectivos es que con ellos puede destinarse un único espacio a dos fines diferentes con una clara diferenciación estructural en altura. Esto ocurre cuando, aprovechando la buena altura de una nave, se construye fácilmente uno o dos pisos elevados gracias a los mezzanines. Estas estructuras independientes, de fácil montaje y adaptables a cualquier espacio, han solucionado el almacenaje de miles de empresarios mexicanos.


Conclusión

Queda claro, pues, que son muchas las ventajas y usos de los racks selectivos para optimizar el beneficio del almacén de cualquier industria, al margen del sector al que ésta se dedique.

About the author