Puedes elegir entre muchos tipos de sillas para oficina, las hay de diferentes modelos y estilos, colores y materiales, medidas y configuraciones. Todo depende de para qué las ocupes y en qué tipo de oficina las piensas integrar. Ahora bien, existen algunas que son llamadas sillas multiusos y como su nombre lo indica, pueden adaptarse a muchos tipos de salas y para diversas funciones.


Su principal característica es que son muy sencillas, aunque esto no tiene por qué restarles comodidad. De esta manera, se pueden usar en salas de capacitación, para conferencias, para comedores o para recibir visitas esporádicas o inesperadas.


Lo más común es que estén hechas de materiales resisten y fáciles de conservar como plástico y metal, esto las hace aptas para muchas áreas y también ayudan a que su limpieza y almacenaje sean sencillos. Algunas sillas multiusos incluso son plegables o apilables para ahorrar espacio mientras no sean útiles. Su ligereza las hace fáciles de transportar, así que es muy buena idea tenerlas a la mano para cuando se necesiten para que, a la hora de disponer de ellas, sacarlas e instalarlas no sea un problema.

Para elegir las mejores debes asegurarte de que sean ergonómicas, es decir, que se adapten al cuerpo. Si bien no están pensadas para que la gente permanezca mucho tiempo en ellas o que sean de uso cotidiano, sí deben ayudar a sus usuarios a mantener una buena posición y a que se sientan cómodos.

Todos los muebles que integres a tu oficina deben entonar con el resto, y las sillas multiusos no son una excepción. Aunque no las uses todo el tiempo, procura que sean agradables a la vista y que siempre estén en buen estado. Cuidar este tipo de detalles te ayudará a dar una buena imagen de tu empresa. Consíguelas en colores que combinen con los salones y en estilos que reflejen modernidad y estilo.

Búscalas de acuerdo a tus necesidades. Algunas de ellas, por sus asientos acolchonados, resultan más cómodas y son recomendables para capacitaciones largas, por ejemplo; otras tienen superficies lisas fáciles de lavar, resultando ideales para áreas como la cafetería y el comedor; algunas de ellas incluso tienen rueditas, accesorio que facilita el movimiento y la manipulación de varios objetos al rededor de un usuario. Los reposabrazos también son otro detalle que puede ser decisivo para algunos usuarios.


Conclusión

Además de todas estas ventajas que te hemos mencionado, las sillas multiusos son usualmente de bajo costo, así que no hay pretexto para que no las tengas en tu lugar de trabajo. Créenos, en algún momento las vas a necesitar.

About the author

Leave a Reply