El mobiliario de oficina, al contrario de lo que pudieras pensar, es un aspecto muy importante para el entorno laboral, pues es el lugar donde tus colaboradores pasan la mayor parte del tiempo. Por lo tanto, el nivel de productividad está directamente relacionado con la oficina y cómo se sienten las personas en ella.

La tendencia actual es crear oficinas que funcionen como espacios abiertos, con mobiliario que pueda ser fácilmente reacomodado, lo que promueve el trabajo en equipo o individual según sea el caso.

Es recomendable que el mobiliario de tu oficina sea redondeado, esto con el objetivo de fomentar la comunicación entre trabajadores; ya que por el contrario, los rectilíneos crean una sensación de fronteras entre la gente.

poca-luz-en-oficina

Por otro lado, un estudio realizado por la Sociedad Americana de Diseño Interior indicó que el 68% de las personas se quejan de la iluminación en sus oficinas. También se demostró que los colaboradores que trabajan en lugares con ventanas son más activos físicamente que los que laboran en lugares sin ellas, además reportaron puntajes deficientes con respecto a la calidad de vida relacionada con vitalidad física y calidad de sueño.

Entonces será una ventaja si tu mobiliario no obstruye espacios abiertos, se ha demostrado que tener al menos una ventana en el lugar de trabajo reduce significativamente el estrés. Es por eso que con una adecuada distribución, se logrará sacar el mayor provecho a las fuentes de luz natural.

Ahora que sabemos la importancia de seleccionar el mobiliario adecuado en el espacio de trabajo, es importante señalar las características de los que son imprescindibles:

  • Escritorio: Tamaño adecuado a tus requerimientos, sin abarcar mayor parte de la oficina. Con la altura ideal que te permita tener una correcta posición al utilizar la computadora y donde los brazos descansen cómodamente.
  • Silla: Debe ofrecer confort a quien pasa mucho tiempo sentado. Preferentemente debe tener el respaldo de red, por ser el material ergonómico que se ajusta a la forma de la espalda; además de tener atributos ajustables para las necesidades de cada persona.
  • Estantes y gabinetes: Se recomienda que estén sujetos a las paredes para aprovechar el espacio y tener una mejor organización de documentos, cuadernos, libros, etc. Los modelos con puertas y llave te ayudarán a mantenerlos privados.

Además, tu espacio de trabajo debe ser estético, práctico, funcional y confortable porque generalmente los muebles aburridos tienden a generar desinterés en los colaboradores, así como desorden con la acumulación de documentos o equipo de cómputo. Invertir en muebles modulares a la vanguardia, optando por espacios que las personas puedan definir como suyos, los invita a explotar su lado más creativo.

Fuente: Europa Press, Uhma Salud

About the author

Leave a Reply