¿Cómo elegir el mejor sistema de almacenamiento en tu comercio?

Gestionar adecuadamente el almacén en un comercio o industria incide directamente en la buena marcha de la cadena de suministro y, en consecuencia, en la cuenta de resultados. Por ello, has de tener en consideración nuestros tips para elegir el mejor sistema de almacenamiento en tu comercio o industria.

Evalúa el espacio disponible de tu almacén; puede que no tengas muchos metros cuadrados, pero sí techos elevados. Eso es una gran ventaja, pues podrás duplicar la superficie de almacenaje gracias a una estructura metálica elevada denominada mezzanine, con numerosas posibilidades.

Gracias a los mezzanines, podrás instalar fácilmente almacenes, laboratorios, archivos o incluso oficinas en un piso superior (admiten muy distintos acabados, como metal, vinilos o maderas) mientras aprovechas al máximo los metros de la planta baja.

¿Qué tipo de producto manejas? ¿Se trata de grandes cantidades de la misma referencia? Entonces los racks drive in son los más adecuados para tu almacén. Estas estanterías de alta densidad de almacenaje aprovechan al máximo la superficie y altura disponibles y necesitan pasillos de trabajo mínimos para el paso de la carretilla.

¿Tu producto tiene una alta rotación y dispones de poco espacio? Los racks dinámicos son tu solución. Con ellos se aprovecha al máximo la superficie y se garantiza el flujo continuo del producto. Además, reduce los movimientos del operario, por lo que su manejo es más cómodo y seguro.

¿Tus cargas son voluminosas y a granel?

La resistencia y versatilidad de los racks cantiléver les permite adaptarse a cualquier necesidad o unidad de carga.
¿Vas a construir un nuevo almacén para tu comercio o industria? Estudia si te interesa levantar tu bodega mediante racks y estanterías metálicas industriales autoportantes. Con este sistema son las propias estanterías las que forman parte de la estructura del edificio en paredes y techos, por lo que no es necesaria la obra civil tradicional. En consecuencia, descienden los costes y tiempos de edificación. Además, los racks autoportantes permiten el desmontaje, lo cual supone toda una ventaja si algún día decides deslocalizar o trasladar tu almacén a otro lugar.


Conclusión

Como un último consejo, a la hora de elegir el mejor sistema de almacenamiento para tu comercio o industria: confía sólo en los mejores fabricantes e instaladores. Los racks industriales son las estructurales ideales para sacarle todo el partido a tu almacén, pero su configuración y montaje debe recaer en verdaderos profesionales. No sólo lograrás un óptimo aprovechamiento de los metros cuadrados, también garantizarás la seguridad de tus trabajadores.

About the author