Cómo aprovechar al máximo un espacio de trabajo pequeño

Si eres un estudiante universitario o simplemente vives en la ciudad, es probable que cuentes con un espacio de trabajo u oficina mucho más pequeña de lo que te agradaría. Por esa razón, a continuación, te mostramos cómo aprovechar al máximo tu espacio de trabajo, sin importar cuán pequeño sea, con los muebles de oficina indicados.

Comienza con un espacio limpio

Si te es posible vaciar el espacio que es, o será, tu lugar de trabajo antes de comenzar, la labor como especialista en diseño de oficinas será mucho más fácil. Es menos estresante comenzar con una lista en blanco y agregar elementos en lugar de tratar de trabajar en un espacio que ya está repleto de objetos y muebles. Estarás bien de cualquier manera, pero si puedes, comienza con un espacio vacío.

Elegir los muebles indicados es cuestión de coraje

La gente tiende a sentirse intimidada cuando se trata de tomar decisiones relacionadas al diseño. Suele creerse que, dado que el espacio es pequeño, todo debe ser pequeño, incluidas las decisiones sobre el color y las consideraciones de diseño. Sin embargo, esto es incorrecto. Claro que no puedes poner un escritorio gigante en el rincón de un estudio de 5 x 4, sin embargo, eso no significa que tengas que elegir un escritorio de oficina blanco, pequeño y sin color. Los espacios pequeños requieren más concentración y energía de diseño que los espacios grandes porque cada pulgada cuenta cuando se designa un espacio pequeño. Atrévete a tomar decisiones de diseño audaces. Pintar una pared roja es una opción de diseño audaz. Pintar una pared de rojo, el escritorio azul, y cubrirlo con figuras japonesas es algo mucho más allá de atrevido y quizás estarías cruzando la línea hacia un diseño poco ganador.

Añade un poco de color a tu vida

No tengas miedo del color. Un espacio de trabajo pequeño no tiene que parecerse a una página de papel de periódico. Pinta la pared verde, roja, azul brillante, sea cual sea el color que más te guste y trabaja con la paleta de tu espacio. Si no agregas algo de energía visual a tu espacio pequeño, puede resultar agotador sentarse allí a trabajar por horas.

Si no te es posible pintar las paredes, coloca una pintura llamativa o un póster. También puedes usar iluminación LED para arrojar un colorido resplandor en la pared.

La organización es clave para la felicidad de las pequeñas oficinas

Una vez que tengas un control sólido sobre el diseño de colores, es hora de concentrarse en la organización. Si tu oficina no está bien organizada, es probable que todo termine encima del escritorio. Ahí es donde todo va en una oficina desordenada, directamente al escritorio. La purga que hiciste antes reducirá las cosas que necesitas u organizas; un plan de organización mantendrá las cosas ordenadas.

Una excelente idea es usar espacios verticales. Digamos que tienes tan poco espacio en tu oficina que no puedes usar más que el lugar donde se encuentra tu escritorio. Pero si analizas bien la situación, todavía tienes algunos metros cuadrados de espacio de pared justo detrás de tu escritorio en los que podrías tener estanterías. No pases por alto tus espacios verticales. No sugerimos cubrir todo el espacio de pared con almacenamiento o gabinetes, pero se está perdiendo espacio de almacenamiento principal en una oficina pequeña si te limitas al escritorio y otros muebles que se extienden por el suelo.

Conclusiones

El contar con una oficina pequeña no tiene porque ser una pesadilla. Con algunas ideas básicas de decoración y lo muebles de oficina indicados, podrás crear un espacio maravilloso donde las ideas y la inspiración fluyan de manera natural.

About the author